De la metafísica de lo sensible

  • Sergio Espinosa Proa Universidad Autónoma de Zacatecas
Palabras clave: Estética, Metafísica, Deleuze

Resumen

Deleuze inicia sus cursos sobre pintura sin preocuparse por lo que la filosofía ha aportado a ella, sino, en un gesto antiplatónico característico, al revés: qué ha aportado la pintura a la filosofía. Parte así de un concepto-límite: la catástrofe. Utilizando a Turner y a Cézanne, plantea una primera noción metafísica: la pintura se planta ante un mundo anterior al mundo. Existe todo un trabajo pre-pictórico, un antes de que la pintura escurra. Un caos o catástrofe de donde sale el “armazón” del cuadro. Da lugar a la emergencia del color, que se produce en un elemento más aéreo que geológico. La pintura realiza una síntesis espacial porque primero lleva a cabo una síntesis en el tiempo.

Biografía del autor/a

Sergio Espinosa Proa, Universidad Autónoma de Zacatecas

Licenciatura en Antropología Social (ENAH, 1987). Maestría en Filosofía e Historia de las Ideas (UAZ, 1990). Doctorado en Filosofía (U Complutense de Madrid, 1997). Profesor-investigador de la Unidad Académica de Docencia Superior. Miembro del CA-232 Estudios de Filosofía y Antropología.

Publicado
2018-07-15
Cómo citar
Espinosa Proa, S. (2018). De la metafísica de lo sensible. Devenires, 19(38), 63-79. Recuperado a partir de https://devenires.umich.mx/devenires/index.php/devenires/article/view/168
Sección
Artículos

Artículos más leídos del mismo autor/a